Posted On 9 Marzo, 2016 Por In Otros Con687 Views

Cuando los compañeros de trabajo se convierten en tus amigos

Uno de los conceptos que toda empresa debería asimilar es la concepción de los trabajadores como personas y no como meros números cuya única función es hacer y callar. La forma que tiene la empresa para diferenciarse y conseguir una ventaja competitiva en el sector es mediante los activos intangibles.

Las ideas, la organización o el punto de vista que pueden aportar las personas es distinta, por ello lo importante no es la convergencia de la mentalidad sino el encontrar el punto de unión que haga que esos pensamientos se complementen y lleven a cabo ideas que no se impartan con autoridad sino con la delegación de poder.

El compañerismo frente a la atribución de méritos ayudará a crear una atmósfera de trabajo donde lo importante no es ser independiente ni el quedar alguien por encima del otro, sino la misión de la empresa.

Pero sin duda uno de los factores clave para generar este ambiente es la motivación y la atmósfera de trabajo. El hecho de poder hablar sin barreras con cualquier departamento de la empresa teniendo un espíritu proactivo e innovador harán que esas conversaciones en el descanso del café vayan orientadas a las quedadas después del trabajo teniendo un tema en común, la empresa.

Porque al fin y al cabo tus compañeros del trabajo son las personas con las que más horas al día pasas, los que te soportan cuando tienes un mal día o lo que saben cómo hacer un lunes más ameno.  Trabajar en un sitio donde te sientas cómodo es importante y más cuando esa comodidad te la aportan las personas que ahí se encuentran.

El ser humano tiende a etiquetar todas y cada una de las situaciones  y experiencias que vive, dejemos fuera esos nombres o atributos propios de un ambiente empresarial para darle cabida a conceptos que pueden chocar pero que harán que el trabajo y la productividad mejore, convirtamos a los compañeros de trabajo en verdaderos amigos.

Tags : , , ,

Los Comentarios están cerrados