Posted On 21 Febrero, 2017 Por In Consejos, Tendencias Con472 Views

Desarrollo de proyectos con el método Scrum

Muchas veces, cuando se desarrollan proyectos, surgen una serie de problemas que las metodologías tradicionales no son capaces de resolver eficientemente. Estos problemas casi siempre están relacionados con la satisfacción del cliente y la complicación de realizar el proyecto en los plazos marcados. El método Scrum está precisamente para solventar este tipo de cuestiones atajándolas desde el comienzo del proyecto.

Scrum es una metodología ágil indicada especialmente para proyectos complejos, que tienen un alto nivel de cambios entre sus requisitos y en los que se necesita obtener resultados lo más pronto posible. Así, permite centrarse en ofrecer el resultado más fiel a lo que solicita el cliente en el menor tiempo.

En el proceso de Scrum se aplican de manera regular un conjunto de buenas prácticas para trabajar en equipo. Se caracteriza principalmente por adoptar una estrategia de desarrollo incremental, en lugar de la planificación y ejecución completa del proyecto. Es decir, se trata de ir mostrando al cliente o destinatario el avance a medida que se realiza, en lugar de esperar a que el proyecto esté finalizado. Para ello se fijan bloques temporales cortos y fijos que normalmente oscilan entre 2 y 3 semanas.

Otra de sus características es que se solapan las diferentes fases del desarrollo, en lugar de realizarlas una a una en un formato de secuencia o cadena. Para ello se parte de una lista de requisitos por orden de prioridad, que conforma el plan del proyecto. En esta lista el cliente debe ordenar los objetivos teniendo en cuenta el valor que le aportan y el coste que le supondrá. Después de esta fase de planificación en la que se han seleccionado los requisitos y la iteración en la que entregarán las tareas, es el momento de llevarlo a cabo.

Durante la ejecución, el equipo debe reunirse cada día para realizar la reunión de sincronización, en la que se explica qué trabajo está realizando cada miembro a partir de las preguntas: ¿Qué he hecho desde la última reunión de sincronización?, ¿qué voy a hacer después? y ¿qué impedimentos tengo o tendré?

El día anterior a la fecha de una de las entregas parciales, se realiza una revisión de la iteración, que consta de dos partes: demostración y retrospectiva. En la demostración el equipo muestra al cliente los requisitos completados y el cliente realiza las modificaciones pertinentes. En la parte de retrospectiva, el equipo analiza el resultado de su trabajo y los problemas que han surgido. Este proceso se repetiría con cada entrega parcial hasta que finalice el proyecto.

Scrum se utiliza básicamente para evitar situaciones en las que el cliente no está satisfecho con los resultados porque no coinciden con lo que quería, para que las entregas no se retrasen y para que los costes no se disparen. Gracias a este método se puede comprobar que el proyecto está desarrollándose con éxito y cumpliendo las expectativas y así se evita tener que repetir el trabajo por no haber subsanado errores.

Si quieres saber más sobre el tema, te recomendamos el curso Fundamentos de Scrum de Alumne School +PRO, donde aprenderás a desarrollar proyectos con esta metodología ágil.

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Los Comentarios están cerrados