Posted On 24 Noviembre, 2016 Por In Tendencias, Trucos de e-learning Con407 Views

El uso del vídeo en la formación

Tal y como afirmaba recientemente este artículo de El Mundo, es un hecho que actualmente los estudiantes se desenvuelven en un entorno muy digitalizado y cada vez están más distanciados de los libros, los apuntes y en general los textos escritos extensos. Por ello, coincidimos con el profesor Antonio Jiménez de las Heras en que para seguir avanzando en la educación, es necesario implantar un modelo 2.0.

Existen ya muchas modalidades para estudiar online: grados y masters universitarios, cursos, MOOCS, test de autoevaluación, podcast, videotutoriales, etc. Se trata de una tendencia que está en pleno auge desde los últimos años y por la cual nosostros apostamos. Y es que, ¿por qué se le tiende a dar más importancia a lo escrito en papel que a lo audiovisual?, ¿es acaso más serio leerse páginas y páginas de apuntes en lugar de escucharlas en un podcast o, mejor aún, verlas en un vídeo con imágenes de refuerzo? En Alumne creemos que no.

Especialmente los estudiantes de las nuevas generaciones, que cada día son más visuales, ya utilizan plataformas como Youtube o a las redes sociales para aprender. Incluso si no es un requisito impuesto por nadie, recurren a la web para buscar ayuda en sus deberes y complementar sus estudios presenciales. Esto demuestra que la manera de llegar a los más jóvenes es adaptarse a su zona de confort: Internet.

Concretamente los vídeos de formación son una gran herramienta si queremos captar la atención de los estudiantes: A ellos les resulta más atractivo porque viven rodeados de tecnología y además las imágenes y animaciones facilitan la retención visual de los conceptos. Pero con todas las posibilidades que hay, sería una pena usar el vídeo como único recurso. Podemos acompañarlos de test, preguntas abiertas, ejercicios… elementos que ayudarán a cualquier alumno a aprender de verdad.

Otra de las ventajas más destacadas es la flexibilidad: Las clases presenciales son a una hora determinada y en un lugar concreto. La formación online elimina esas barreras permitiendo que accedas al contenido cuándo y dónde quieras, pudiendo compaginar los estudios con otras actividades. Pero también es útil el uso de material audiovisual dentro del aula presencial, pues  permite presentar los conceptos de una forma diferente a la habitual. No es lo mismo ver a un profesor explicando la lección con su voz como único recurso, que ver un vídeo con imágenes de refuerzo, rótulos, efectos de audio, etc.

Esperamos que con este artículo te hayan quedado claras algunas de las razones por las que el vídeo es un elemento idóneo para la formación. Desde Alumne creemos en ello y lo hacemos realidad, siempre presentando un contenido de calidad de manera atractiva para el usuario. Prueba de ello es Alumne School, donde encontrarás cursos en vídeo sobre todo tipo de temas, con formadores expertos en cada materia y producidos por nuestros profesionales. ¡No dudes en entrar y comprobar por ti mismo cómo funciona nuestro método de formación!

Tags : , , , , , , , , ,

Los Comentarios están cerrados