Posted On 14 Agosto, 2017 Por In Conceptos, Consejos Con252 Views

La neuroeducación en el elearning

A la hora de abordar la responsabilidad de desarrollar una formación online, es necesario tener en cuenta cómo funciona el proceso de aprendizaje, es decir, cómo reacciona el cerebro de los alumnos ante los estímulos de la educación. Esto es precisamente lo que hace la neuroeducación, un campo de la neurociencia que se relaciona también con la pedagogía y la psicología.

Para lograr un aprendizaje efectivo hay que tener en cuenta la neuroeducación y esto significa saber las formas con las que nuestro cerebro aprende. Los elementos gracias a los cuales aprendemos son: la emoción, la empatía y las habilidades de comunicación social, la curiosidad, la atención y el juego.

  • Emoción: Las emociones son las reacciones a los estímulos e interactúan con los procesos cognitivos, por lo que hay que saber manejarlas para que beneficien el aprendizaje. Gracias a la emoción se mantienen despiertas la curiosidad y la atención, lo que la convierte en la base del aprendizaje.
  • Empatía: La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otras personas, de entender sus sentimientos. Esto junto con las habilidades de comunicación facilita las emociones de los alumnos, les hace sentir algo.
  • Curiosidad: Se trata de la reacción y el comportamiento hacia algo que está fuera de la monotonía y que es desconocido para nosotros. Concretamente la curiosidad epistémico-específica es la que nos lleva al conocimiento, a querer saber algo. Tiene la peculiaridad de que cuando la curiosidad es resuelta, en el cerebro se activa una base placentera que provoca el sentimiento de satisfacción.
  • Atención: Suele despertarse a partir de la curiosidad y se trata de un mecanismo que activa las neuronas para estimular la conciencia y el interés hacia algo.
  • Juego: Es una forma de aprender que experimentan muchos animales y que une la curiosidad, la emoción y la satisfacción de obtener recompensas. Con el juego se facilitan los cambios en nuestro cerebro, que se traduce en nuevos aprendizajes.

Aplicar la neuroeducación consiste en tener en cuenta estos aspectos y, a partir de ahí, iniciar un proceso de aprendizaje en el que se de un clima emocional positivo en el aula, se potencie el aprendizaje emocional, se enseñe desde distintas vías y se de feedback. Solo al cumplir todo esto estaremos teniendo en cuenta las necesidades del proceso educativo de los alumnos.

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Los Comentarios están cerrados