Posted On 22 Mayo, 2017 Por In Conceptos Con232 Views

La nube de Internet

La nube, ese concepto tan utilizado (unas veces bien y otras no tanto) y tan difícil de definir. ¿Alguna vez has pensado qué es “la nube” exactamente? Hoy vamos a desgranar un poco este concepto para aclarar qué significa, para qué sirve y cuáles son los beneficios e inconvenientes de utilizarla.

La nube proviene del término inglés “cloud computing”, que consiste en el procesamiento y almacenamiento de datos en servidores remotos de Internet. A rasgos generales esto quiere decir que en lugar de guardar la información y los datos en el disco duro de tu ordenador, por ejemplo, algunas opciones permiten guardarlos en la nube. Es decir, la nube es un espacio virtual donde se guardan datos masivamente y está conformada por ordenadores, servidores y sistemas de almacenamiento de datos.

Aunque no te hayas dado cuenta, es más que probable que alguna vez hayas utilizado la nube. Por ejemplo, seguro que tienes correo electrónico de Gmail, Outlook o Yahoo, ¿verdad? Esto ya es un ejemplo de uso de la nube, pues los datos de tu e-mail se encuentran almacenados online, es decir, en la nube. En lugar de instalar un programa de correo electrónico en tu ordenador, accedes a estos servicios iniciando sesión de manera remota y desde distintos lugares y dispositivos.

Los usos de la nube son muchos y muy variados: Puedes guardar documentos, imágenes, programas, compartir carpetas con otras personas, sincronizar información de distintos dispositivos, publicar en las redes sociales… todo eso son datos que se gestionan y almacenan desde la nube. Entre sus ventajas cabe destacar las siguientes:

  • Acceso instantáneo a los datos en todo momento
  • Posibilidad de acceder desde múltiples dispositivos y sistemas operativos sin necesidad de infraestructuras.
  • Facilita la transmisión de información y datos vía online.
  • La mayoría de los servicios que hacen uso de la nube suelen ser intuitivos y fáciles de utilizar.
  • Ahorro económico al no necesitar licencias de programas u ordenadores con gran capacidad de memoria.
  • Seguridad, puesto que es más seguro que guardar tus datos en un solo lugar, como un disco duro, que puede sufrir daños irreparables.

Pero también tiene algún que otro inconveniente:

  • Riesgo de la privacidad: Existen hackers que pueden acceder a información privada por medio de la nube.
  • Se requiere acceso a Internet.
  • Algunas de las plataformas que ofrecen usar la nube son de pago (aunque muchas otras no).

Además de las aplicaciones de correo electrónico online, otros ejemplos de servicios que se basan en la nube son: Dropbox (que ofrece espacio para almacenar archivos y permite compartirlos), Google docs (que permite la posibilidad de crear documentos colaborativos), Spotify (que te permite escuchar música sin necesidad de descargarla), Netflix (similar a Spotify pero con series) y nuestros servicios de formación Alumne School y Alumne Infinity.

En nuestro caso, el elearning, la nube nos abre una gran posibilidad para almacenar y compartir los cursos de formación. Además de las ventajas ya señaladas, en el caso de empresas digitales como la nuestra, la nube sirve para la gestión interna de los materiales y los usuarios registrados. De hecho, la formación online tal y como la conocemos sería imposible sin usar este espacio virtual. Imagínate por un momento cómo sería la formación a distancia sin posibilidad de usar ningún servicio de la nube. ¿Difícil, verdad? Esto demuestra lo importante y necesaria que es la nube en nuestra sociedad.

Tags : , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Comentarios están cerrados