Posted On 17 Noviembre, 2016 Por In Actualidad, Escuela e-learning, Tendencias Con519 Views

Las ventajas de las redes sociales corporativas

Cuando hablamos de redes sociales corporativas nos referimos a las plataformas que se implantan en el ámbito organizacional para que los trabajadores compartan impresiones, opiniones, ideas, preguntas, etc. Aunque el nombre pueda dar lugar a confusión, nada tiene que ver con Facebook o Twitter, ya que en este caso son redes más específicas y cerradas al exterior de la organización.

Su objetivo es fomentar y mejorar la comunicación interna de las empresas, creando relaciones sanas y compartiendo conocimientos entre todos los miembros del equipo. Estas plataformas son las sustitutas del e-mail, pero modifican la clásica comunicación jerarquizada por una más bidireccional y horizontal.

Las principales ventajas de implantar una red social corporativa en una organización son:

  1. Impulsan la comunicación interna: Al tratarse de un mecanismo bidireccional fomenta que los empleados participen desde un mismo nivel. Además también se agiliza la comunicación, ya que todos los procesos se pueden realizar desde la misma plataforma y varias personas pueden ver la misma publicación sin necesidad de reenviar.
  2. Fomentan compartir ideas: El hecho de que cada trabajador pueda publicar sus opiniones e ideas sobre los temas hace que los procesos de creación sean más completos. Sin este tipo de herramientas sería difícil escuchar todas las opiniones y se perderían aportaciones útiles para la empresa. También, al poder compartir conocimientos, los empleados aprenden unos de otros.
  3. Motivan y alientan a los empleados: Las redes sociales corporativas hacen que los empleados se sientan de verdad parte de la empresa al poder aportar lo que deseen y ser escuchados. Así, estarán más cómodos y se sentirán realizados al ver cómo se reconocen sus esfuerzos.
  4. Aumentan el compromiso con la compañía: Ya se trate de una empresa en la que los empleados se conocen entre sí o de una en la que no, estas plataformas facilitan la comunicación entre todos. Así, al estar en contacto unos con otros se mejoran las relaciones personales y aumenta el sentimiento de pertenecer al equipo.
  5. Reconocen el talento: Normalmente los directivos no conocen las capacidades, inquietudes y destrezas de sus empleados. En cambio, con el uso de redes sociales corporativas, los trabajadores pueden demostrar sus talentos e intereses, que muchas veces pueden suponer una revelación para el resto de la empresa.

En definitiva, aunque implantar una red social corporativa pueda suponer un esfuerzo para la empresa, a largo plazo merecerá la pena. No solo mejorarán las relaciones entre los empleados y directivos, sino que saldrá a la luz el potencial de los empleados.

Fotografía diseñada por Freepik

Tags : , , , , , , , ,

Los Comentarios están cerrados