Posted On 19 Agosto, 2015 Por In Otros Con654 Views

No dejes de aprender

Con septiembre a la vuelta de la esquina, es hora de reorganizar  la vuelta de las vacaciones. Regresar  al trabajo, seguir aprendiendo… ¿Por qué no animarse con el e-learning? En este artículo, te damos las claves para poder enfrentarte a tu primer curso virtual.

Para poder sacarle el máximo partido a las clases, lo primero que tienes que hacer, es tener en cuenta que hay que dedicarle ciertas horas de tu tiempo. No se trata de recibir información que ya leerás cuando puedas. En e-learning, necesitas estar al día del temario para poder resolver dudas con tu tutor, o compartirlas cuando el resto de la clase esté conectada. Es por ello que necesitas ser una persona organizada, responsable y con un alto grado de concentración.

Respecto al espacio y al lugar, el mundo virtual difiere por completo del método tradicional de enseñanza. Poder acceder al contenido cuándo y cómo se quiera, son algunas de sus ventajas, aunque sin olvidar, que para memorizar y aprender es necesario crear una atmósfera de trabajo propicia para ello. Te recomendamos que decidas un sitio fijo donde poder conectarte a tus clases, sin ruidos, ni distracciones, ya sea en la oficina o en tu casa.

Una vez que conozcas el temario y haya sido la presentación pertinente del curso, crea un plan de estudio, teniendo en mente los objetivos finales.Planifica las lecciones con tiempo para que no lleguen las ‘prisas’ de última hora. Si trabajas y estudias,te será más fácil superar ambas actividades si tienes cierta organización.

Puede que no ver a tus compañeros o a tu tutor sea chocante la primera vez que realizas un curso virtual, pero recuerda que, al igual que tradicionalmente, la participación es fundamental. Comenta, pregunta y toma parte de las diferentes actividades propuestas con tus compañeros.  Muchas plataformas ya incluyen servicio de red social, para que te resulte más sencillo comunicarte con la clase.

Por último, recuerda estar motivado. La motivación es fundamental en cualquier campo de estudio pero, debido al esfuerzo que supone aprender por uno mismo, en e-learning necesitarás estar más animado que nunca.

Si sigues estos consejos, podrás enfrentarte, sin miedo, a tus primeras clases virtuales.  Son tantas las ventajas que una vez que empieces no podrás parar.

Los Comentarios están cerrados